SUBLIMACION

En que consiste el proceso de sublimación?

La sublimación es el proceso físico que consiste en el cambio de estado de la tinta, pasando de sólido al estado gaseoso sin pasar por el estado líquido.

La sublimación se produce mediante calor y presión. Al aplicar calor (+/-200ºC) a un papel impreso con tinta especial para sublimar , la tinta pasa del estado sólido al gaseoso, penetrando en el producto que queremos personalizar, al enfriarse la tinta vuelve a su estado sólido quedando para siempre dentro de la molécula del material donde la hemos aplicado.

La sublimación se puede aplicar en textiles de poliéster o con mezcla de algodón con un máximo del 30/35% y en todo tipo de rígidos siempre que hayan estado tratados anteriormente para el proceso, pudiendo así sublimar porcelana, metal, cristal, madera etc. El resultado es una estampación a todo color, con calidad fotográfica, que no pierde luminosidad con los lavados.

Hay tres elementos necesarios para completar el proceso de sublimación:

Un ordenador donde hacer el diseño

Un plotter de sublimación donde el diseño se transfiere al papel

Una prensa térmica o calandra de sublimación donde el papel se transfiere mediante presión y calor al tejido o material seleccionado